Con las Fuerzas Armadas en las calles se augura “represiones selectivas, más desapariciones forzadas y violaciones a los derechos humanos”.

Por Estrella Pedroza:

El presidente Andrés Manuel López Obrador “está realizando el sueño de Felipe Calderón Hinojosa (expresidente de México) ” al ordenar, en medio de la pandemia por el Covid-19, que las Fuerzas Armadas realicen tareas de seguridad pública, sostuvo Javier Sicilia, líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJyD).

Esa medida solo augura “represiones selectivas, más desapariciones forzadas y violaciones a los derechos humanos”, señaló.

Lo anterior, tras publicarse un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación en el que se ordena a las Fuerzas Armadas realizar acciones de seguridad pública hasta el 27 de marzo del 2024, año en el que termina el sexenio de López Obrador.

El escritor y poeta, que en 2012 visibilizó a las víctimas de la guerra contra el narcotráfico y se opuso abiertamente a que el Ejercito Mexicano estuviera en las calles, calificó de oportunismo político la medida del presidente.

“Es un oportunismo político muy grave, un uso ideológico perverso de una realidad (…) la pandemia le vino al presidente como un anillo al dedo para legalizar la presencia de las Fuerza Armadas en territorio nacional y controlarlas directamente desde la presidencia, es un sueño que nunca pudo hacer realidad Felipe Calderón; curiosamente Andrés Manuel, que dice ser lo contrario de Felipe Calderón, realiza el sueño de Felipe Calderón: tener al Ejécito en las calles legalizado y controlado por la presidencia”, dijo.

Destacó que esta acción, junto con su negación a impulsar una justicia transicional, es “una de las grandes traiciones, ese no fue el acuerdo cuando subió a la presidencia AMLO con la organizaciones civiles, con las víctimas; es decir, López Obrador ha mentido como siempre ha mentido”.

Para el Movimiento con la Paz con Justicia y Dignidad (MPJyD), como para otras organizaciones civiles y defensores de los derechos humanos, que las Fuerzas Armadas estén en las calles “es alarmante, nos parece gravísimo y esta desalentado algo que ya se insinúa con las medidas que se están aplicando con el coronavirus que está siendo un Estado de excepción”.

Javier Sicilia, puntualizo que “el Ejercito en la calle es la violencia máxima que se puede tener en un país”.

Y destacó que ese mecanismo, sumado con la crisis alimentaria, económica y los conflictos que están por desatarse “no auguran nada bueno, augurara represiones selectivas, más desapariciones forzadas, de las que aún siguen pendiente de los sexenios pasados y del primer año de este gobernó, augura mayor violentarían de los derechos humanos”.

Para el defensor de los derechos humanos, es importante que la sociedad civil empuje un proceso social y jurídico para echar abajo ese acuerdo que da pie a militarizar el país, “nosotros (MPJyD) nos pronunciaremos al respecto y seguramente otras organizaciones buscarán por la vía legal y a esas acciones nosotros nos vamos a sumar y a respaldar”.

Publicado en Aristegui