El coronavirus le está jugando una mala pasada al Abierto de Acapulco. El mejor torneo de tenis de Latinoamérica tiene presupuestado, al menos de momento, disputar su próxima edición en febrero del 2021 en sus nuevas instalaciones, pero la pandemia está retrasando sus planes.

Raúl Zurutuza, director del torneo, es consciente que los planes podrían verse modificados y dejar hasta dentro de dos años la mudanza alcomplejo Arena Mia. “La pandemia nos cerró la construcción del nuevo estadio.

Una vez que se vuelva a reabrir la construcción vamos a esperar 15 días para tomar una decisión y después de una radiografía para ver si es viable terminar a tiempo y en forma en 2021”, manifestó el directivo en una plática.

“Queremos tener todo listo para 2021, no meternos a jugar a un estadio que esté bien, pero afuera haya un lodazal y las canchas auxiliares se vean temporales. Si por alguna razón no nos da tiempo de terminar el inmueble tendremos que jugar donde hemos jugado los últimos 20 años (estadio Mextenis), que es una buena opción, nos ha ido muy bien”, añadió Zurutuza.

El AMT está prograado a celebrarse del 22 al 27 de febrero del próximo año.