Los médicos fueron enviados a sus domicilios luego de atender un posible contagio de coronavirus en el hospital, que posteriormente fue confirmado.

Por Rogelio Agustín Esteban.

Por un posible contagio de coronavirus, cinco trabajadores de la Clínica Hospital del ISSSTE en Chilpancingo, Guerrero, fueron enviados a cuarentena, luego del contacto que sostuvieron con un caso sospechoso de covid-19.

Los trabajadores, cuatro mujeres y un hombre, fueron enviados a sus casas para cumplir un periodo de cuarentena; por lo menos tres de ellos participaron en una protesta realizada el pasado 1 de abril para pedir material de protección necesario para atender a los pacientes que pudieran estar contagiados, además solicitaron la revisión de un paciente que se encontraba conectado a un respirador mecánico, mismo que presentaba todos los síntomas del Covid-19.

Después de la protesta se confirmó el caso positivo a coronavirus, por lo que los directivos tomaron la decisión de reforzar las medidas de seguridad en la clínica, ubicada en la capital de Guerrero.

Leer más de esta nota en Mileno