El actor Gabriel Soto se defendió de las críticas que enfrentó esta semana luego de que se publicaran unas fotos en las que aparece rompiendo su cuarentena en Acapulco.

Desde hace semanas el actor viajó al puerto, primero acompañado por sus hijas, para comenzar la cuarentena ante la pandemia de COVID-19.

En aquel momento se supo que no estaba acompañado de su novia, la actriz rusa Irina Baeva, quien se le unió la semana pasada.

Soto ha sido uno de los famosos mexicanos que más ha insistido a la gente en la importancia de permanecer en sus casas para evitar la propagación del virus.

Sin embargo, esta semana una revista publicó imágenes de Soto en una plaza comercial de Acapulco, junto a Irina, con quien incluso habría estado en un restaurante.

Ante los señalamientos que se desataron, Soto explicó lo ocurrido y consideró injustos los ataques.

El periodista Lucho Borrego, del programa Suelta la Sopa, explicó que habló con Gabriel para aclarar el asunto.

“Me dice que él es una de las personas más cuidadosas con este tema desde que empezó, desde mucho tiempo atrás. Ese día tuvo un problema con su celular, el mecanismo que tiene para comunicarse con sus hijas”, explico Borrego.

Otra famosa que fue acusada de romper su cuarentena por algunos usuarios de las redes sociales fue Galilea Montijo.

Y es que en una de sus historias de Instagram, la conductora de “HOY” compartió una imagen de la playa de Acapulco completamente vacía.

“Duele verte así Acapulco, duele verte así México, duele verte así planeta. Somos responsables, saldremos juntos. No te rindas. No pierdas la fe“.

Y es que la conductora efectivamente se encuentra en Acapulco con su familia, aunque ha dicho ante las críticas que respeta la sana distancia y únicamente permanece con su familia en su domicilio sin salir a otro lugar.

Twitter @TiempoGro