Opinión: ¡Cuánta razón tenía Adela!

No son tiempos para andar destapando a nadie rumbo al 2021, pero las prisas (esas qué son solo para los ladrones o lo malos toreros decía un célebre torero español) les ganan a algunos personajes como en este caso a la señora Gaby Carmona ya sea por necesidad (chayote), interés político y en muy contadas ocasiones se hacen con el corazón en la mano.

En Tiempo de Guerrero no creemos que la señora Adela Román Ocampo ha conseguido una gran gestión en el Ayuntamiento es más dejen de hablar de la gubernatura, ni siquiera le alcanzaría su capital político para reelegirse en la alcaldía, sin embargo si pensamos que en esta ocasión actuó con cautela y con precaución ante el brote de coronavirus. Siendo esta una razón que se le debe de reconocer con una ovación de pie por parte de todos los acapulqueños que de verdad estamos preocupados por esta pandemia y sus efectos. – El Marqués de Puerto Marqués.

Por Gaby Carmona Astudillo.

Las críticas que los adversarios políticos realizaron contra la alcaldesa de Acapulco Adela Román Ocampo, no fueron por las medidas preventivas que realizó sino más bien porque la consideran una fuerte candidata a la gubernatura del estado en 2021.

Y es que la política acapulqueña dio 10 pasos delante de sus adversarios, ya que como alcaldesa de Acapulco tomó con firmeza la decisión de restringir la presencia de personas en bares, restaurantes, gimnasios, yates, playas y un largo etcétera, y lanzó un exhorto a los prestadores de servicios turísticos para que se sumarán a ésta decisión a favor no solo de turistas sino de porteños.

Sin embargo, la decisión asumida por la primera autoridad del puerto más famoso del mundo no fue tomada con seriedad, por el contrario, la alcaldesa fue objeto de críticas y se le acusó de todo.

Y es que Adela Román llegó al poder municipal bajo las siglas de Morena, el partido que tiene el control político en la mayoría de los estados, los congresos locales, la Cámara de Diputados y la de Senadores, sin dejar de lado, las presidencias municipales entre las que está Acapulco. De ahí que cada decisión que asuma es cuestionada.

Adela Román con la seriedad que le caracteriza y con la firmeza de su carácter asumió la responsabilidad que le corresponde -y siempre en coordinación los otros dos órdenes de gobierno- exhortó a la población y a los prestadores de servicios turísticos a sumarse a estas medidas preventivas ante la pandemia que se registra en el mundo.

El país entró a la fase 2 de la Pandemia registrada por el Covid19, la prevención ha sido fundamental, la alcaldesa de Acapulco no se equivocó al tomar la decisión de exhortar a dueños de restaurantes, bares, yates de recreo, gym, y a los turistas de no acudir a la playa, todo ello con el propósito de evitar contagios por la pandemia.

Sin embargo, muchos políticos de todos los partidos y del propio, la criticaron y las redes sociales hicieron lo suyo, pocas voces le dieron la razón, por el contrario, movilizaron a vendedores y grupos para exigirle apoyos económicos ante la falta de turismo, pero en el fondo, el motivo era otro, acabarla mediáticamente para así sacarla de la jugada rumbo a la candidatura del estado en el 2021.

Y es que Adela Román es una aspirante fuerte a la candidatura de Morena, de ahí que sus adversarios -de adentro y fuera de su partido- vieron la oportunidad de cerrarle el paso y los oportunistas de enfrente movieron a su gente para manifestarse y echarle montón -bloqueando calles y avenidas- a la alcaldesa que tiene la responsabilidad de velar por la salud de todos.

La decisión de la alcaldesa de Acapulco fue acertada, tomó la decisión correcta, le corresponderá a la sociedad hacer la parte que le corresponde, no exponerse, seguir las indicación del Comité de Salud de los tres órdenes de gobierno, estoy segura que Adela siguió esa instrucción porque la salud de los acapulqueños es prioridad.

Adela Román es fuerte aspirante a la candidatura de Morena, así la vieron los que se le fueron encima, trataron de denostarla acabarla con esta determinación que asumió. Porque no había tiempo para discutir: como cabeza de gobierno, asumió la responsabilidad y aplicó el dicho ese de más vale prevenir que lamentar.

México entró en la fase 2 de la pandemia, ¡¡¡cuánta razón tenía Adela Román!!! Ojalá sus adversarios dejen de engañar a la gente y asuman la parte que les corresponde. Por lo pronto en el centro del país, la decisión asumida por Adela Román son bien comentados por las autoridades de salud, porque asumió el costo político y el tiempo le va dando la razón. No son tiempos para exigir dinero, componendas económicas, son tiempos de asumir con responsabilidad la parte que a cada uno les toca, ojalá esos que han desafiado a la autoridad, mañana no vayan a lamentarse por no seguir las recomendaciones del gobierno de Acapulco.

Veremos qué pasa.

Publicado en Todo Texcoco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s