El pasado fin de semana ACAPULCO reportó una ocupación hotelera de menos de 30 %, la peor desde la tormenta Manuel hace casi siete años.

Pero no sólo el coronavirus tumbó la ocupación hotelera en Acapulco, también los restaurantes y bares bajaron sus ventas hasta en un 70 por ciento.

Por otro lado, la ocupación en condominios en toda la entidad supera el 28 por ciento, y los tiempos compartidos el 25.

Twitter @TiempoGro