Aguas negras y mar.

Muchos turistas por estos días se divierten en Playa Carabalí y Playa Hornos de la bahía de Santa Lucia, dos de las cinco playas de Acapulco que fueron clasificadas como las más sucias del país y que no son aptas para bañistas, de acuerdo a un informe de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y lo peor es que lo hacen sin conocer los riesgos al no estar bien informados por las autoridades locales.

El anuncio fue realizado el pasado lunes por la mañana, luego de que autoridades estatales y municipales del sector turístico de Guerrero, presumían en redes sociales sus viajes de promoción y desayunos con comunicadores, por diferentes ciudades de la República Mexicana.

El anunció de la COFEPRIS cayó muy mal en el gobierno de Acapulco, pero también desnudó la falta de trabajo de las autoridades locales, ya que estas no han cumplido con los trabajos anunciados por el gobierno estatal, y la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco, de construir más trampas en la red de colectores de aguas pluviales de la ciudad, para evitar con ello descargas de aguas negras en la bahía.

La alerta.

La Secretaría de Salud federal, a través de la Cofepris, informó que para este periodo vacacional, se analizaron en laboratorio más de 2 mil 100 muestras de agua de mar de 273 playas en los principales destinos turísticos, en 17 estados costeros.

Estas pruebas arrojaron como resultado que las playas Caletilla, Hornos, Suave, Carabalí y Manzanillo, han rebasado el límite permitido por la Cofepris, con base en lo establecido por la Organización Mundial de la Salud, que establece 200 enterococos por cada 100 mililitros de agua, por lo cual son consideradas como playas no aptas para uso recreativo. 

Irresponsables.

Así sonaron las respuestas de la alcaldesa de Acapulco Adela Román ante las recomendaciones de la COFEPRIS, ya que ésta afirmó que “no hay ningún riesgo en las playas de Acapulco”

La alcaldesa que poco ha hecho en realidad en materia de salud, limpieza y cuidados del medio ambiente en Acapulco, culpó como siempre a otros de sus errores y en esta ocasión les tocó a los destinos turísticos “que se sienten en condiciones de desventajas en materia turística como Cancún con el Sargazo que hay en sus playas y el cual ya está llegando también a la zona de Veracruz” señaló la señora Adela.

¿Qué tal?

Es muy importante mantener la afluencia turística doña Adela, pero: ¿y la salud de los turistas y los acapulqueños que acaso no lo es también?

No se vale…

Con información del Excélsior