Al denunciar que en la elección interna para elegir la dirigencia nacional del PRI hay “dados cargados” a favor de Alejandro Moreno Cárdenas, impulsado por el expresidente Enrique Peña Nieto, la eterna aspirante a dirigir al tricolor, Ivonne Ortega aseguró que, en la revisión del padrón electoral del partido, el INE encontró grandes irregularidades en la filiación de sus más recientes militantes, “las mayores en la historia del partido”, afirmó.

Ivonne Ortega indicó que el posible triunfo de Alejandro Moreno Cárdenas en la dirigencia nacional del PRI implicaría entregar el partido a quienes lo han llevado a donde actualmente se encuentra.

Añadió que “sería el colmo que los que se fueron y los que están, influyan en el partido, menos los militantes que son los están sufriendo las consecuencias de esas decisiones”.

Ivonne Ortega enfatizó que si quieren volver a tener un partido fuerte “tenemos que recuperar a sus militantes, tenemos que defenderlos. Y los militantes, en este momento, defender al partido aún en estas condiciones tan adversas como se ven”.