Se accidenta en un Porsche el ex fiscal de #Guerrero Xavier Olea

Xavier Olea Peláez fue titular de la fiscalía hasta el 25 de julio del 2018.

El ex fiscal General de Guerrero, Xavier Olea Peláez, se accidentó en la autopista del sol cuando viajaba en un automóvil de lujo con un valor de $1.415 millones de pesos con dirección a la ciudad de México, reportaron autoridades de seguridad pública. En el accidente no se reportaron personas lesionadas, ya que el ex fiscal viajaba solo en la unidad, sin embargo una camioneta con escoltas lo seguía.

Xavier Olea, conducía un Porsche Cayman GT4, azul, con placas del Estado de Morelos.

Los caminos de #Guerrero

Por Wilbert Torre.

Vine a pasar la Semana Santa a Guerrero, en la Costa Grande y la Costa Chica, en mercados colmados de cerdos rellenos y peces frescos, y playas de arena como la seda y olas de campeonato que rompen en remolinos de espuma burbujeante en los que pocos valientes se zambullen a nadar; y a unos pasos, pasando la cabaña enramada y el carbón encendido, los esteros de aguas mansas donde los niños chapotean como en la tina de su casa.

Peces al carbón –huachinango y pargo– asados en salsa de mayonesa y chile guajillo, el popular pescado a la talla horneado por mujeres de risas agudas y palabras pícaras que intimidan a los hombres; y unas fiestas que en los pueblos macondianos de San Jerónimo y Tenexpan, ahítos de platanares y palmeras, se extienden a las banquetas y las calles, donde los que viven y los que pasan por ahí comen y toman y bailan y cantan, de día y de noche.

Dicen las señoras, que en las enramadas mandan sobre los hombres y las mujeres jóvenes, que esta Semana Santa es diferente a los años anteriores, cuando la violencia alejó de las playas y los esteros silenciosos y colmados de lirios en flor a los habitantes de San Jerónimo, Coyuca de Benítez, Petatlán, Zihuatanejo y Tecpan de Galeana, conocidos por su alegría y su carácter siempre apto para la fiesta.

Viajar por los caminos serranos y las playas de Guerrero es semejante a emprender un viaje por el país, por su violencia y los planes en marcha aquí y allá para contenerla. Viajar por Guerrero es viajar por el tiempo: es aquí, ahora que en todos lados se debate la militarización de las fuerzas del orden, donde hace tiempo que todo lo militar comenzó a asentarse y a tener influencia y extensión sobre cuerpos y estrategias, recursos y planes.

Aquí no ha pasado de largo, pero sí a la distancia, el debate presente en el resto del país acerca de si el nuevo cuerpo y la nueva estrategia del gobierno federal debe ser militar o civil, y si debe considerar más policías.

En Guerrero ya ha ocurrido todo esto, sin ninguna intermediación ni debate de por medio.

Los caminos de Guerrero y sus playas sembradas de hamacas y de fiesta pueden servir al país como ejemplo de cómo desde los primeros años del gobierno de Felipe Calderón, el uso de la fuerza, junto con el carácter y el espíritu militar, invadieron a las instituciones y los cuerpos de seguridad.

Desde hace 10 años, cuando comenzaron, los operativos del Ejército, la Marina y la Policía Federal se han convertido en una constante en Guerrero, ante el paso devastador de la violencia por las carreteras y las comunidades de la Tierra Caliente, de la Costa Grande, del centro del estado, Chilpancingo y Acapulco.

La única región que se salvó relativamente en los años de la violencia es la Costa Chica, en donde ha sentado sus reales la policía comunitaria.

A una década del inicio de los operativos y la militarización de Guerrero, este debate local está claramente superado. Vas a las playas y encuentras el asunto transformado en ironía: los vecinos de los pueblos de la Costa Grande exclaman felices que es la mejor temporada vacacional desde hace años, aunque para llegar a las playas el visitante y el residente deban pasar por los retenes de policías municipales, federales, del Ejército y la Marina.

En Guerrero, la normalidad militarizada no es una postal de Semana Santa.

@WILBERTTORRE

Publicado en El Heraldo de México

‘Mariguana, legal en Acapulco’

ACAPULCO. El almirante y comandante de la Octava Región Naval en este puerto, Francisco Limas López se pronunció en favor de la legalización de la mariguana, lo cual ayudaría a disminuir la incidencia delictiva.

“Yo creo que los mismos productores tendrían que regularizarse para poder comercializar y habría un mejor control en el mercado”.

Señaló que la tendencia del consumo también iría a la baja como ha sucedido en países de Europa donde se aprobó la legalización.

En entrevista, aseguró que de acuerdo con indicadores, el índice delictivo en Acapulco va a la baja.

Comentó que en las colonias como Emiliano Zapata y El Coloso antes se tenía la mayor incidencia delictiva, pero ha bajado por la presencia de elementos de la Marina y se ha reforzado la seguridad en esas zonas.

Dijo que los integrantes de la delincuencia buscan sitios donde se sientan seguros y se establecen en otras zonas, como lo ocurrido recientemente en la colonia La Mira, donde en un operativo la Marina logró asegurar a 13 personas, y con saldo de cinco presuntos delincuentes muertos.

Añadió que en Acapulco operan bandas y, aunque no precisó cantidad, son las suficientes para que merezcan la atención de las fuerzas federales.

Son “organizaciones delincuenciales que están en pugna entre ellos mismos por ocupar la plaza, nosotros cuidamos que eso no ocurra, porque dentro de sus actividades ilícitas y delictivas siempre podrán hacer daño a personas inocentes”, precisó.

Acuérdate de #Acapulco, porque ya no es el mismo

Venir a inaugurar el Tianguis Turístico, aportar dinero para la pobreza o zonas marginadas y prometer regresar en tres meses, no es un ni un plan ni una estrategia para rescatar una ciudad como esta.

Por Eduardo Peñafiel.

La Semana Santa o en su defecto el jueves y viernes Santo, son de los días de vacaciones más populares en nuestro país. Y aunque no son días de descanso obligatorio, muchos capitalinos los aprovechan para salir con la ventaja que pocas ciudades ubicadas en el centro de un país tienen: llegar a una playa que está a menos de 400 kilómetros de distancia.

Hace poco tiempo las escenas de las playas llenas de sombrillas, cientos de personas nadando y brincando las olas en la bahía y caminando en la costera han dejado de aparecer en los noticieros, porque el “Bello Puerto” de Acapulco poco a poco va perdiendo su chispa y su atractivo debido a la situación tan grave de violencia, anarquía y descontrol por la cual lleva varios años atravesando.

En marzo cuando Acapulco apareció en la lista del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México como la segunda ciudad más peligrosa del mundo (detrás de Tijuana), la noticia se difundió rápidamente en medios nacionales e internacionales, afectando la imagen y reputación de este gran lugar. Aunque la lista fue publicada por una organización seria y respetada que además incluye a cinco ciudades de nuestro país dentro de los primeros diez lugares, en nuestro país al parecer existen temas más importantes para comentar o preguntarle a nuestro presidente por las mañanas.

Para mi Acapulco ha sido un lugar de viajes familiares y aventuras con amigos por más de 30 años, así que decidí mandarle la lista a mi esposa porque en algún momento comentamos que sería bueno sacar a las niñas de la ciudad algunos días y llevarlas a la playa, pero esto puso en duda nuestro destino vacacional.

Pero con todo y la publicación de lista, tomé el riesgo (porque realmente lo es) de subirme en un coche con mi familia el martes al medio día y emprender la aventura. De entrada tuvimos mucha suerte porque nos enteramos llegando que la caseta México – Cuernavaca fue tomada por manifestantes otra vez, pidiendo una aportación voluntaria, ocasionando un caos y afectando a miles de vacacionistas.

Ya estando aquí la imagen es clara: las playas no están tan llenas como antes (de hecho bastante vacías) y el aire que se respira no es el mismo. Salir a un bar, restaurante o comercio es una decisión que se piensa dos veces. Porque esta ciudad que alguna vez fue uno de los destinos predilectos para artistas, personalidades y cualquiera que quisiera pasar un fin de semana inolvidable, hoy es un lugar de mucho cuidado.

La mayor preocupación es la falta de atención del gobierno actual hacia este tipo de destinos que poco a poco se hunden y quedan en el olvido. Aunque no es un problema nuevo, nuestros gobernantes parecen ignorar de forma sutil el problema dándole la vuelta con pretextos y culpando a sus antecesores, en lugar de enfrentar la situación.

La cantidad de problemas por los que atraviesa Acapulco no son fáciles de resolver y aunque al presidente no le guste aceptarlo, estos problemas poco tienen que ver con los “conservadores” (fifís) que nada más lo visitan en periodos vacacionales y fines de semana esporádicos, porque se trata de los más de 700,000 habitantes que están sumergidos en problemas que atentan contra su vida todos los días y que en muchos casos no tiene nada que ver con ellos.

¿Quién va a tomar las riendas para rescatar a Acapulco, Tijuana, Ciudad Juárez, Irapuato y las demás ciudades que están sufriendo de esta forma? ¿Quién debería de dar la cara y hacerse responsable? Con el ritmo con el que se mueve el actual gobierno y la incertidumbre de la forma en la que opera, parece que nadie lo hará pronto.

Venir a inaugurar el Tianguis Turístico, aportar dinero para la pobreza o zonas marginadas y prometer regresar en tres meses, no es un ni un plan ni una estrategia para rescatar una ciudad como esta.

Una clase política analfabeta predomina en Acapulco, con lo que su futuro es un albur.

El paso del tiempo es letal y es capaz de ocasionar un daño irreparable que en el caso de Acapulco, va mucho más allá de perder un puerto turístico internacional.

Publicado en Eje Central

#Acapulco arrodillado Por Monica Garza

En aquella época ya la vida nocturna había cobrado fama internacional, con sitios como el Armando’s Le Club y después el famosísimo Baby’O, que se convirtió en el centro de reunión de la socialité mexicana por décadas

Por Mónica Garza.

Al inicio de esta temporada vacacional —y contradiciendo a mi autoimpuesta disciplina de nunca viajar en temporada alta y menos a los sitios turísticos tradicionales— decidí confiar y pasar unos días en Acapulco, luego de varios años de no hacerlo.

¿En qué momento perdimos este paraíso? ¿En qué momento nos lo permitimos?, me pregunté en cada atardecer que pintaba el cielo de un naranja rosado espectacular, que cobija esas bahías que por décadas inspiraron a artistas, arquitectos y cineastas, a través de los cuales nuestro Acapulco hacía que el mundo entero diera una vuelta para terminar en sus playas.

Fue por décadas sinónimo de belleza, arte, sofisticación, deporte, fiesta y ¡libertad!, que fue lo más valioso que perdió. Porque un sitio donde uno recibe más de cinco recomendaciones de seguridad antes de salir a la calle o simplemente para tomar un taxi, es claramente un lugar que está secuestrado por el miedo, consecuencia de la violencia, que lo único que no se ha devorado es al mar…

Ese mar que meció la luna de miel de María Félix y Agustín Lara, la de John F. Kennedy y Jacqueline Bouvier, la de Elizabeth Taylor y Mike Todd, en aquella época de oro del Acapulco donde construían sus rincones de descanso celebridades como Mario Moreno Cantinflas, Diego Rivera, German Valdéz Tintán, Andrés García, Verónica Castro, Juan Gabriel y claro, Luis Miguel.

La primera gran producción cinematográfica que se filmó en la aún pueblerina costera de Acapulco, ocurrió en 1947 bajo las órdenes del gran Orson Wells, La dama de Shangai protagonizada por su entonces esposa Rita Heyworth.

Acapulco un día se pobló del glamour y la inversión de grandes capitales que encontrarían en el puerto inspiración, negocio y sobre todo seguridad, como fue el mítico caso en 1979 de Mohamed Reza Pahlevi, el sha de Irán, que viviría en México parte de su exilio, construyendo en Acapulco una legendaria mansión en el lujosísimo fraccionamiento de Las Brisas.

En aquella época ya la vida nocturna había cobrado fama internacional, con sitios como el Armando’s Le Club y después el famosísimo Baby’O que se convirtió en el centro de reunión de la socialité mexicana por décadas.

Hasta aquel 9 de agosto de 2005, cuando un cuartel de la policía preventiva fue atacado con una granada en Puerto Marqués, como si el crimen organizado anunciara de manera oficial su llegada al puerto.

En diciembre de 2006, casi 8 mil efectivos del Ejército, la Armada, la Policía Federal, la Fuerza Aérea y la extinta AFI se adueñaron de las calles de Acapulco con el fin de protegerlas. El resultado fueron 200 ejecuciones y decenas de ataques contra los elementos de seguridad.

De ahí en adelante se hizo común —en el que fuera el más importante puerto turístico de México— oír hablar de Los Zetas, del Cartel de Sinaloa, del Pacífico Sur, del Independiente de Acapulco, del Cártel del Golfo y células de La Familia Michoacana…

Pese a todos los esfuerzos para fortalecer la seguridad, la resistencia de los inversionistas inmobiliarios y empresarios de turismo, hoy la presencia del crimen organizado en el puerto se nota de otras formas.

Se nota en las calles, en el miedo de la gente, de los comerciantes, en los restaurantes, cuando “los malos” llegan a ocupar una mesa se nota, en sus mujeres tan hermosas como sometidas, que caminan de su mano, luciendo sus cuerpos esculturales, pero a sueldo, porque se nota… en sus coches, sus escoltas, sus nuevas casas, sus nuevas vidas, su estridencia se nota.

En marzo pasado, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal colocó a Acapulco como la segunda ciudad más violenta del mundo, por encima de Caracas en Venezuela, manteniendo el lugar que tenía en 2018 con 110.5 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

La Autopista del Sol, la carretera en eterna remodelación, se ha convertido también en uno de los caminos más peligrosos, que durante el año registra levantones y asaltos.

El Tianguis turístico es indudablemente uno de los respiradores del “Bello Puerto”, y algunos otros eventos que consiguen maquillar la tragedia, pero solo para unos cuantos…

En mi viaje a Acapulco disfruté enormemente la belleza de sus vistas incomparables y la bahía con sus atardeceres espectaculares; pero también respiré el miedo en el ambiente, caminé pedazos del paraíso abandonado y me contagié de la nostalgia y la tristeza de mucha de su gente.

¿En qué momento nos permitimos perder Acapulco? Ese que hoy, y desde hace muchos años, se alimenta de la esperanza de algún día ser rescatado, y mientras tanto, está arrodillado.

Publicado en La Razón

Viacrusis Semana Santa 2019: Balean a doctor de Farmacias Similares en #Acapulco ante cientos de turistas

Foto Quadratin Guerrero.

Un doctor de Farmacias Similares fue atacado a balazos en plena temporada vacacional frente a cientos de turistas en su consultorio sobre la Costera Miguel Alemán. Junto a su cuerpo sus asesinos dejaron una nota que decía: “Esto me pasa por andar tocando a niñas y niños”, firmado supuestamente por el Cartel Jalisco Nueva Generación, informaron medios locales.

De acuerdo con reportes oficiales, el ataque ocurrió a las 16:40 horas de este jueves. Al parecer un grupo de hombres armados llegaron a la farmacia y accionaron sus armas contra la víctima, quien quedó tirada en la rampa para discapacitados del consultorio.

¿Así o más caliente el Jueves Santo?

Vaya manera de iniciar la Semana Santa para los visitantes y también para la nueva Administracion que encabeza la alcaldesa de #ACAPULCO, una señora de nombre Adela Román de extracción morenista que está más cegada e incapacitada para el puesto que el anterior alcalde, que de ladrón e incompetente nadie lo baja hasta la fecha.

Con información de Quadratín. Fotografía tomadas de Letra Roja y Quadratin.

Twitter @TiempoGro

No cabe un alma más en #Acapulco: Se registra ocupación hotelera al 100%

¡Esta Chido! Turistas y locales inundan las playas del Puerto en esta Semana Santa 2019.

Acapulco está llenísimo y el ambiente festivo ya se siente en todas sus playas, así como también se empieza a sentir el desorden y para muchos arranca el viacrusis de Semana Santa.

Hay diversión y ambiente para todo tipo de presupuestos, pero una cosa si le aseguramos amigo lector, nadie pero nadie se salvará de los tumultos y de las aglomeraciones que surgen en estos días Santos.

Bienvenidos a ACAPULCO…

Miles de capitalinos viajan con la fé en alto para llegar al Puerto a tiempo.

Tiempos de Guerrero.

La Secretaría de Turismo de Guerrero informó la mañana de este 18 de abril que todos los destinos turísticos de la entidad están casi al 100% de su capacidad y en los próximos días alcanzarán su ocupación total.

En su cuenta de Twitter, el secretario de Turismo de la entidad, Ernesto Rodríguez Escalona, destacó que la ocupación hotelera en el puerto de Acapulco es ya de 84.8%, pero es en la Zona Dorada donde se registran los niveles más altos de estancia con un 92.2%.

De igual manera, las Zonas Diamante y Náutica registran una ocupación de 77.2 y del 65.8% pero entre hoy y mañana alcanzarán el 100 % de su capacidad.

Durante esta Semana Santa 2019 en Guerrero, se esperan recibir más de un millón 200 mil turistas.

Twitter @TiempoGro

Las casetas lucen simplemente atascadas.

Dreams Resort abrirá sus puertas en #Acapulco

AMResorts planea abrir cinco nuevas propiedades en México este año, así lo anunciaron sus ejecutivos en el pasado Tianguis Turístico de Acapulco, bajo las marcas Dreams, Now y Sunscape de la compañía.

Esto incluye la apertura para finales del 2019 del Hotel Dreams Acapulco Resort & Spa, que contará con 605 habitaciones, y que se ubicará en la Playa Icacos en la zona de la Costera Miguel Alemán en Acapulco. La propiedad tendrá siete restaurantes, cuatro bares y salones, y un Dreams Spa by Pevonia.

“A pesar de los desafíos presentes en el mercado, la expansión en todo México sigue siendo una de nuestras principales prioridades”, dijo en un comunicado Alex Zozaya, CEO de Apple Leisure Group. “Seguimos siendo optimistas sobre el potencial a largo plazo del país y estamos comprometidos a trabajar en estrecha colaboración con los funcionarios locales para ayudar a México a alcanzar su máximo potencial”.

Sin duda que es una buena noticia turística para Acapulco, tan buena que nuestros políticos locales querrán apropiarse de ella para justificar con esto, parte del deficiente trabajo que han hecho en esta materia a nivel estatal y local en los últimos tres años.