Pasa Acapulco del oro… al plomo

Por Verónica Gascón.

Acapulco tuvo una época de oro en los años 50, que lo distinguió como destino de referencia mundial, pero seis décadas después también destaca… pero por la violencia.

El destino se anunciaba como “la playa más hermosa de América” y era conocida por atraer al “jet set” no sólo nacional, sino extranjero, tanto que los Kennedy pasaron su luna de miel en el puerto.

Siete décadas después, Acapulco sigue siendo referencia, pero por ser uno de los principales destinos de México asolados por la violencia.

Desde 2006, se ha visto un deterioro en la economía no sólo de Acapulco, sino del estado de Guerrero en su conjunto, debido a que perdió participación en el sector turístico a nivel nacional.

Datos de Inegi, correspondientes a la participación de cada una de las entidades en el rubro de servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas, señalan que el estado alcanzó su punto más alto en 2008 con 4 por ciento de participación del PIB en dicha actividad, pero en 2016 se redujo 3.3 por ciento.

Baja California Sur, donde se encuentran centros turísticos como La Paz y San José del Cabo, tuvo una participación de 3.9 a 4.8 por ciento, en el periodo.

Según el Banco de México (Banxico), Los Cabos, Loreto y La Paz son las zonas turísticas de playa con mayor crecimiento económico entre 2013 y 2017, gracias a su conectividad aérea y menor nivel de inseguridad.

El Banxico midió el PIB en 15 zonas turísticas de playa, y calculó que el PIB en Los Cabos, Baja California Sur, creció 1.15 por ciento anual en promedio en el periodo de análisis.

Le siguen Loreto y La Paz en el mismo estado, con 1.14 por ciento cada uno.

En los últimos lugares están Mazatlán, Sinaloa, con 0.88 por ciento de crecimiento anual y Acapulco, Guerrero con 0.75 por ciento.

Si bien se siguen presentando flujos de turistas en temporada vacacional, las cifras advierten que el promedio de ocupación anual, se ha movido poco.

En 2013, la ocupación promedio en Acapulco era de 39.3 por ciento.

En tanto que 2017 cerró con una ocupación de 43.5 por ciento, sobre todo de visitantes nacionales, según Datatur.

Los hoteleros estiman que la inseguridad ha frenado planes de las cadenas por abrir nuevos complejos.

“Hotelería nueva casi no ha habido, en la zona de Punta Diamante ha habido poca, se está haciendo un Holliday Inn, un One, está detenido un Fiesta Americana. Hace falta una hotelería nueva, a nivel de mar tipo Sheraton”, enfatizó Rafael García, presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Moteles.

Lo que piden los empresarios del gremio, dijo, es que los dejen trabajar y no sean blanco de extorsiones. Pero aún no hay condiciones adecuadas para detonar la hotelería de lujo, comentó.

“Hay un perfil de familias que en el verano siempre eligen este destino para ir a vacacionar pero hay retos importantísimos en Acapulco como ordenar la parte de bares y de las discotecas de baja calidad que han proliferado por la costera Miguel Alemán y la inseguridad”, subrayó Fidel Ovando, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viaje de la Ciudad de México.

Reforma Agencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s