Acapulco es un basurero (literal) y no lo decimos porque lo gobierna Evodio Velázquez

Acapulco es un basurero y no lo decimos porque sea gobernado por Evodio Velázquez, si no de manera literalya que en los últimos días se ha agravado el problema de la basura, todo esto ante la falta de camiones de recolección de basura, que provoca la acumulación de desechos en calles del puerto.

“Algunas empresas (sic) por algunas situaciones internas, descomposturas de algunos vehículos, situaciones internas, no estaban saliendo al cien por ciento con sus vehículos y eso nos provocaba que luego la gente no espera a que el camión pase, prefiere tirar la basura a los puntos negros”, señaló Juan Miguel Castillo Zamora, coordinador general de Servicios Públicos Municipales.

Ante la falta de camiones recolectores, las autoridades locales implementaron un programa emergente en la zona urbana de la ciudad.

En este programa participan personal de limpia y al menos 30 unidades recolectoras, entre vehículos compactadores, tracto camiones, retro excavadora y mini cargadores.

Con más de un millón de habitantes, el municipio de Acapulco, Guerrero, genera diariamente 800 toneladas de basura y en temporada vacacional la cifra llega a superar las mil 300 toneladas de desechos.

De los 40 camiones con los que cuenta la Dirección de Saneamiento Básico, actualmente sólo 20 dan servicio. Otra prueba más de la corrupción que ha imperado en el gobierno del aprendíz de alcalde Evodio Velázquez.

Cero amnistía para los corruptos

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Todas las transiciones a la democracia tienen un período de tiempo en el cual el Estado y la sociedad tienden a depurarse de todos (o la mayoría) de los vicios que representaron al anterior régimen.

El principio que se establece es la necesidad de someter las instituciones a un proceso de limpieza para demostrar que todos los coludidos con el régimen anterior (o el crimen organizado) sean llevados ante la justicia.

Esto implica, involucrados directos e incluso, actores marginales. Un verdadero proceso de transición, si quiere en efecto fortalecer las instituciones y evitar de nuevo los antiguos vicios, requiere de sentencias que puedan ser más que simbólicas.

La suerte de los involucrados en actos de corrupción no debe ser el no pisar la cárcel, si no que además de pisarla reparen de alguna otra manera los daños ocasionados, para que de esta manera los mexicanos recuperemos la fe en la transparencia, así como para fomentar una cultura basada en la legalidad y democracia.

Si en Morena no actúan apegados al derecho y le dan amnistía a todos los corruptos que han saqueado al país en los últimos seis años, pienso que estarán políticamente muertos.

Y eso sería un grave error para Andrés Manuel López Obrador.

Twitter @TiempoGro

#GUERRERO A 169 AÑOS DE FUNDACIÓN: IDENTIDAD EN SU COMIDA

El estado de Guerrero se fundó el 27 de octubre de 1849, ese día nació un territorio que conjunta historia, riquezas naturales y su gastronomía, que es una mezcla de alimentos con alta influencia indígena.

Este año se conmemoran los 169 años de la creación de una entidad, con múltiples propuestas diferentes en gastronomía y cultura.

Parte del patrimonio cultural intangible de los guerrerenses son sus alimentos, que se definen con un fuerte rasgo que resalta la identidad guerrerense.

Ingredientes como maíz, chile, frijol y carne predominan en la gastronomía guerrerense.

De ascendencia indígena son los moles rojo, verde, clemole, ayomole, huaxmole y todos los chilmoles o salsas de chile; las tortillas, memelas, picadas, chalupas, tostadas, totopos; los atoles blancos y dulces combinados con diversas frutas.

Asimismo, el pozole blanco, verde y de elote, conocido como elopozole; los frijoles se preparan de muchas maneras y son de alimento cotidiano.

Todas las regiones tienen platillos especiales que preparan las familias y ofrecen a sus invitados.

En Taxco, la comida típica son los tamales de frijol, calabaza o ciruela; en Tepecuacuilco son los pichones, y las codornices en Iguala.

En el municipio de Huitzuco es el adobo de cochinita, en tanto que el panqué de arroz y mantequilla es tradición en Teloloapan.

En Chilapa se disfrutan las chalupas fritas cubiertas de carne deshebrada, cebolla y salsa de chipotle, así como la gallina rellena.

Asimismo, el fiambre y la barbacoa se disfrutan en Tixtla; en Acapulco se deleita con el pulpo enamorado, el pescado a la talla y su tradicional ceviche.

La comida que se disfruta en los municipios de la Costa Chica son los camarones al ajillo, el caldo de langostinos, caldo de iguana y el cuatete.

En los municipios de la Costa Grande se ofrece el relleno de puerco; en Tierra Caliente, el mole de iguana o de armadillo en Costa Grande, y en la Montaña los totopos y la barbacoa de chivo.

En todo Guerrero se preparan barbacoas de res, chivo, carnero y pollo.

Curiosamente en Chilapa se preparan deliciosos platillos franceses que llevaron las monjas del “Verbo Encarnado” en el siglo XIX y que enseñaron a las alumnas de su Colegio.

Además del chocolate y los platillos basándose en jitomate y tomate de cáscara, hay platos también de origen español como el pan de trigo, blanco o bizcocho, incluyendo las “chilpancingueñas”, las semitas tixtlecas y el marquesote chilapeño.

Entre las bebidas calientes, aparte de los variados atoles, el chocolate y el café, hay que considerar las variadas infusiones con té, el toronjil, hojas de toronjo, flores de naranja y limón, hierbabuena y manzanilla.

Entre las bebidas frescas, destacan las aguas de limón, naranja, piña, guayaba, guanábana, jamaica y tamarindo, así como el chilate de Costa Chica.

Twitter @TiempoGro

#Acapulco: Dolorosas Derrotas

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Al jefe de gobierno del estado se le había comparado en el PRI como un héroe de Star Wars que había recuperado el poder y la fuerza de su partido en Guerrero, pero tras las elecciones del día de ayer el sentimiento es que a ese héroe se le ha perdido su espada láser para siempre.

En el 2015 Hector Astudillo ayudó a recuperar al PRI el control del estado. Pero en este 2018 el gobernador y su partido se han quemado en el intento. Las viejas estrategias, tales como el acarreo y la compra de votos no les han funcionado en lo que alguna vez fue un gran bastión priísta. No es extraño que René Juarez, que odia perder, esté entre los que cuestionan el criterio de Hector Astudillo, al haber apoyado con tanta fuerza a Ricardo Taja en Acapulco.

Para los priístas, la elección de Acapulco se habían convertido en una situación en la que no podían perder, y es de verdad sorprendente que hayan perdido. Una victoria de Ricardo Taja hubiese sido vital para el PRI: pero en cambió la derrota exhibe la falta de ética de su candidato y de su equipo durante toda la campaña, tan solo hay que recordar cuándo se negó a participar en una serie de debates alegando que no quería perder la supuesta ventaja que según sus encuestas lo ponían en la delantera. Con la derrota de Ricardo Taja nuevamente la imagen del PRI ha quedado muy manchada en Acapulco y la estructura parece que se les ha fracturado otra vez en cientos de pedazos.

Pero la derrota del Frente por Guerrero en Acapulco con Jacko Badillo no es menos grave. Las divisiones en los partidos que conformaron el frente se evidenciaron penosamente durante toda la campaña y la constante exposición y desaciertos del alcalde Evodio Velázquez hundieron el barco cuando intentaba zarpar.

Ahora habrá reflexión y recriminaciones por esta herida autoinfligida y también se pondrá en cuestión la excesiva influencia de Evodio Velázquez y Beatriz Mojica, pero nada impedirá que el PRD salte hacia un precipicio sin fondo en Acapulco.

El resto de los candidatos no pintaban nada, pero me llama la atención el caso del ex gobernador Zeferino Torreblanca que término por arruinar completamente su carrera política, ya que nuevamente peco de soberbia en el momento clave al no querer declinar por la ganadora de la elección Adela Román de MORENA, aún cuando el propio Andrés Manuel López Obrador se lo había pedido unos días antes de las votaciones. En el pecado llevará la penitencia.

La coalición del pueblo se impone

Estas elecciones se apodaron ya “la venganza del pueblo”, dado que hombres y mujeres de todas las clases sociales se unieron para propinar un revés al PRI votando parejo por los partidos de la oposición. Lo que ha pasado en Guerrero parece confirmar esta tendencia.

Los guerrerenses han salido a votar en grandes cantidades en uno de los estados más divididos por cuestiones sociales, políticas y económicas para cambiar completamente el panorama electoral en Guerrero.

Estas derrotas y victorias tienen sin duda muchas lecturas que ya iremos desmenuzando, pero por el momento nos alegramos que las elecciones hayan sido un verdadero ejercicio democrático, en donde finalmente triunfó el sentir del pueblo de Guerrero en las urnas.

Ahora les tocara a los ganadores corresponder con hechos ese desmedidos apoyo y que la historia los juzgue a todos.

Twitter @TiempoGro