Tres militares murieron y tres más resultaron heridos en Coyuca de Catalán #Guerrero

Feroz e inusitada respuesta por parte de la delincuencia contra el gobierno de Héctor Astudillo a raíz del asesinato de Abel Montufar Mendoza, alcalde con licencia de Coyuca de Catalán y candidato del PRI a diputado local en la Tierra Caliente de Guerrero.

Tres militares murieron y tres más resultaron heridos tras agresión en el Municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero, informó la Secretaría de la Defensa Nacional.

Ayer martes personal militar recibió una denuncia anónima sobre presencia de personas armadas en las inmediaciones del Rancho “El Pozo”, y al arribar al lugar para realizar un reconocimiento, los soldados fueron agredidos por disparos de armas de fuego.

La Sedena informó que realiza labores para localizar a los agresores de los militares.

Lo que resulta extraño es que la Sedena
omite informar hasta el momento que el personal castrense se desplazaba en unidades particulares y que 3 militares más, se encuentran desaparecidos.

El Grupo de Coordinación de Guerrero, encargado de velar por la seguridad en el Estado, indaga si existe una relación entre la emboscada a los militares y el asesinato de Montúfar. “Aún es temprano para confirmarlo, pero tampoco lo vamos a descartar”, ha dicho el portavoz Roberto Álvarez Heredia a la prensa mexicana. “Existe una operación en curso para dar con los agresores tanto de los soldados como del presidente municipal”, ha añadido Álvarez Heredia.

La violencia ha encendido las alarmas en las elecciones de México, con 28 muertes violentas de políticos durante esta campaña electoral. El país viene de uno de los años más violentos de su historia reciente, al batir todos los récords de asesinatos de las últimas dos décadas en 2017. El Gobierno de Enrique Peña Nieto del PRI rebasó los 104.000 casos de homicidio y desbancó en abril pasado a la Administración de su predecesor Felipe Calderón, que inició la llamada guerra contra el narcotráfico y que registró más de 102.000 homicidios en seis años.

José Antonio Meade, candidato priista a la presidencia, ha reconocido esta semana en una entrevista televisiva que el mandato de Peña Nieto ha dejado un grave problema de seguridad en el país. “La delincuencia nos tiene claramente rebasados, no pasa nada cuando se viola la ley”, ha admitido Meade, que se encuentra en el tercer sitio en la mayoría de las encuestas que miden el pulso de la carrera presidencial.

Publicado en Reforma y El País.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s