Coca-Cola Femsa revela la causas del cierre de la planta en #Guerrero

¿Orden y paz en Guerrero? Otra prueba más de quien realmente gobierna en Guerrero y que no se apellida Astudillo.

Coca-Cola Femsa desincorporó a más de 160 colaboradores para privilegiar su seguridad.

Por Fernanda Celis.

El cierre indefinido de las operaciones de Coca-Cola Femsa en Ciudad Altamirano, Guerrero, genera una pérdida de aproximadamente 30 millones de pesos (mdp) por mes en sus ingresos, comunicó la refresquera a Forbes México.

El 23 de marzo de este año, la compañía decidió cerrar el centro de distribución en dicha zona, desde donde se abastecía a Cutzamala, Coyuca, Ajuchitlán, Tlapehuala, Tlalchapa y Pungarabato.

“Más que hablar del impacto económico, lo lamentable para Coca-Cola Femsa fue el haber tenido que desincorporar a más de 160 colaboradores para privilegiar su seguridad y la de sus familias, así como la pérdida de la derrama económica en la zona derivada de nuestra operación”, informó el área de Comunicación Corporativa de Fomento Económico Mexicano (Femsa).

La empresa comunicó que cerró sus operaciones luego de dos meses de hostigamiento por parte de grupos delincuenciales hacia los colaboradores y por la ausencia de un estado de derecho y prevalencia de la impunidad.

La compañía indicó que, desde enero de 2018, integrantes del Centro de Distribución de la refresquera en Ciudad Altamirano comenzaron a recibir amenazas y agresiones por parte del crimen organizado, al tiempo en que las instalaciones de la firma se han visto afectadas.

“La empresa rechaza enérgicamente toda acción de violencia en contra de sus colaboradores, familias y comunidades donde opera; lamenta profundamente que la ausencia de un estado de derecho y la prevalencia de la impunidad que afecta a la región, la lleve a detener sus labores en un territorio en el que ha tenido presencia por más de cuatro décadas, generando valor económico y social a sus clientes, consumidores, comunidad, colaboradores y familias”, añadió la refresquera.

De acuerdo con un recorrido de este medio en la región, a pesar de que todavía hay tiendas con bebidas de la familia Coca-Cola, comerciantes confirmaron el retraso en el paso del camión repartidor. De igual manera, ésta ha ocasionado el incremento en el precio de los refrescos embotellados de 600 mililitros, de 12 a 15 pesos en promedio.

Publicado enForbes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s