José Agustín y su revolución literaria 

José Agustín llevó a la literatura las preocupaciones de los jóvenes mexicanos de los años sesenta y setenta.

El escritor mexicano José Agustín, autor de novelas emblemáticas de la literatura mexicana, perteneciente a la generación de la literatura de “La Onda”, de gran popularidad en los años 60 y con grandes influencias de la generación Beat, nació hace 73 años, el 19 de agosto de 1944.

José Agustín Ramírez Gómez, también dramaturgo, guionista y periodista conocido únicamente como José Agustín, nació en Guadalajara, Jalisco, en la familia formada por el oficial Augusto Ramírez Altamirano e Hilda Gómez Maganda, originarios de Costa Grande, Guerrero, y residentes de la costa, razón por la que fue registrado en la ciudad de Acapulco un mes después de su nacimiento.

De acuerdo al portal electrónico del estado de Guerrero, sus estudios primarios los realizó en la Ciudad de México, en donde desde pequeño tuvo un interés sobresaliente por la literatura, pues con apenas 11 años de edad escribió su primer cuento, así como llevó a cabo la elaboración de un periódico para su grupo escolar y realizó un diario de la colonia en la que vivía, titulado “Ecos de Palenque”.

Luego de su paso por la Escuela Nacional Preparatoria Plantel 7 “Ezequiel A. Chávez”, realizó estudios de Letras Clásicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como fue estudiante de la segunda generación de Dirección Cinematográfica en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) en 1965.

También estudió Composición Dramática en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y en la Asociación Nacional de Actores (Anda).

Fue becario del Centro Mexicano de Escritores de 1966 a 1967, del Internacional Writing Program de la Universidad de Iowa en 1977, las fundaciones Fullbright de 1977 a 1978 y John Simon Guggenheim de 1978 a 1979, relata el portal electrónico “escritores.cinemexicano.unam”.

Además, en 1962 participó en el taller literario del escritor mexicano Juan José Arreola (1918-2001), quien lo apoyó a la edad de 20 años a publicar su primera novela titulada “La tumba”, el primer ejemplo de una manera de ver el mundo de una forma crítica, irreverente, humorística, desenfrenada y con un lenguaje de sintaxis diferente.

En ella, José Agustín llevó a las páginas la manera de hablar de los jóvenes mexicanos de los años sesenta y setenta, relata el portal electrónico de la Secretaría de Cultura federal.

A los 25 años de edad, debido a los conocimientos que adquirió durante su formación profesional, dirigió su primera película; sin embargo un año después cayó en la cárcel de Lecumberri por posesión de drogas, de la que salió libre el 7 de julio de 1971.

A través de su segunda novela, “De perfil”, publicada en 1966, abordó la historia del nacimiento no sólo de su personaje principal “el narrador sin nombre”, sino de toda una postura ante la vida, pues recreó en ésta las formas características de una generación inconforme con el status quo.

Dicha obra es calificada por el también escritor mexicano Juan Villoro como “la novela de una generación que no detuvo la trayectoria de José Agustín que es una de las más ricas de la literatura mexicana y de las más versátiles”.

Fue por esa razón que José Agustín forma parte de una nueva corriente de las letras mexicanas que surgió en los años 70, en que se manifestó el punto de vista de los adolescentes, con un lenguaje irreverente, con temática de sexo y drogas, y que se dio en llamar “literatura de La Onda” o “rock literario”.

Asimismo, incorporó recursos extraliterarios poco comunes hasta entonces en esos años, lo mismo que irrumpieron dentro del realismo crítico con el ritmo y la modalidad de la música roquera de The Beatles, Rolling Stones, The Doors y The Mothers of Invention, entre otras bandas de aquellos años.

Luego de sus dos primeras obras, continuó escribiendo y publicó las novelas “Se está haciendo tarde: (final en laguna)” (1973); “El rey se acerca a su templo” (1978); “Ciudades desiertas” (1982); “Cerca del fuego” (1986); “Luz externa” (1990); “La panza del Tepozteco” (1992); “Dos horas de Sol” (1994), y ya en el siglo XXI “Vida con mi viuda” (2005) y “Armablanca” (2007).

Así como los cuentos “Inventando que sueño” (1968); “No hay censura” (1988); “La miel derramada” (1992); “Amor del bueno” (1995) y “Yautepec. Transportarán un cadáver por express” (1995).

De su incursión en el teatro se encuentran “Abolición de la propiedad” (1969); “Los atardeceres privilegiados de la Prepa 6” (1970) y “Círculo vicioso” (1974).

Los ensayos “La nueva música clásica” (1968, 1972, Corregida y aumentada en 1985); “Contra la corriente” (1991); “La contracultura en México” (1996); “Los grandes discos de rock 1951–1975” (2001) y “Las sustancias” (2006).

En el ámbito periodístico, las crónicas “Tragicomedia mexicana I. La vida en México de 1940 a 1970” (1991); “Tragicomedia mexicana II. La vida en México de 1970 a 1982” (1995) y “Tragicomedia mexicana III. La vida en México de 1982 a 1994” (1998).

En lo académico, fue profesor de la Universidad de Nuevo México y profesor residente de la Universidad de Denver, Colorado, Estados Unidos.

Entre los múltiples reconocimientos de los que ha sido acreedor, se encuentran el Premio Nacional de Teatro Juan Ruiz de Alarcón, por “Círculo vicioso” (1974); el Premio Nacional de Novela Colima, por “Ciudades desiertas” (1983) y en 1993 el Gobierno del Estado de Guerrero le entregó, en Taxco, el Premio Juan Ruiz de Alarcón por su trayectoria en las letras.

En 2011 fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el área de Lingüística y Literatura, así como recibió la distinción de Creador Emérito del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, hoy Secretaría de Cultura de México.

José Agustín ha integrado una obra narrativa que suma 21 libros, pero además ha escrito ocho guiones cinematográficos, obras de teatro, dos libros autobiográficos y tres volúmenes de la serie de Tragicomedia mexicana, en las que analiza la política y la sociedad de México entre 1940 y 1994.

Lo cual le ha valido para ser homenajeado en diversas universidades, así como en el Centro Estatal de Escritores, de Monterrey; el Instituto Coahuilense de Cultura, en Saltillo; el INBA y Morelos. Además de que instituciones culturales y el gobierno de Guerrero han instituido en Acapulco el Premio de Cuento José Agustín, que se entrega anualmente.

Sus libros se han publicado alrededor del mundo, en países como España, Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Noruega y Bélgica, y han sido objeto de análisis, tesis, antologías y estudios académicos en México y el extranjero.

También conocido como el “hijo predilecto de Cuautla”, por ser su lugar de residencia, ha sido un referente cultural mexicano, cuyo trabajo literario le ha servido para consolidarse como un supremo artista y una magnifica persona, así como un personaje referente de toda una generación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s