Astudillo en su laberinto. Foto Proceso.

El gobernador Héctor Astudillo Flores minimizó la última encuesta de Mitofsky, en donde fue reprobado por los guerrerenses al obtener solo un 26.7 por ciento de aprobación.

Soberbio o quizás desilusionado el gobernador dijo que estos resultados obedecen al proceso electoral del 2018 y a que hay personas (sic) interesadas en que se publiquen esos números. 

Astudillo Flores comentó que entre más se acerquen las elecciones, habrá más críticas a su administración, aunque la verdad esto no suene muy lógico, ya qué todavía falta un año para el proceso electoral y su gestión ha sido reprobada ya en varias ocasiones.

Invitado de honor para clausurar los trabajos del Congreso de la CNC, el gobernador se olvido de su investidura y se puso tricolor ante los priístas, a quienes les pidió unidad y liderazgo con miras al 2018.

En fin, no hay peor ciego que el que no quiere ver, pero la realidad es que mientras el PRI y PRD caen estrepitosamente, Morena sube en las preferencias. 

Este avance del partido de AMLO se debe a qué la gente está cansada de una clase política compuesta por personajes insensibles y desarticulados, como los que actualmente nos gobiernan en Guerrero.

Twitter @TiempoGro