El Financiero.

Maestros adheridos a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) ratificaron su postura de no iniciar el nuevo ciclo escolar 2016-2017, porque no se han presentado avances para derogar la reforma educativa, y tampoco se han cancelado de manera definitiva los descuentos salariales y los ceses laborales.

Walter Emanuel Añorve Rodríguez, integrante de la comisión política de la CETEG en Acapulco, confirmó esta posición y adelantó que en todo el estado podrían ser al menos 300 las escuelas donde no se arrancaría con el nuevo ciclo escolar, por lo que invitaron a los padres de familia para que se solidaricen con esta decisión que también se replicara en otros estados como Michoacán, Oaxaca y Chiapas.

Sin embargo, el magisterio disidente insistió en que esa situación “no es suficiente” y por eso han decido no arrancar labores este lunes, tal y como lo marca el calendario oficial de la Secretaria de Educación Pública (SEP).

Se espera que este lunes más de un millón 130 alumnos y 71 mil trabajadores del sector educativo, arranquen formalmente el nuevo ciclo escolar en los más de 130 mil planteles educativos de todos los niveles que hay en todo el estado.