Evodio, el mejor remedio contra las tormentas tropicales

Jueves Pozolero en Domingo durante las reuniones de los funcionarios por la tormenta Earl y Javier.

Por El Marqués de Puerto Marqués.

La cachonderia y la guasa entre nuestros políticos no tiene límites, está casi tan arraigada como la corrupción. 

Prueba de esto fueron las sesiones que se bautizaron como “Consejos Estatal y Municipal de Protección Civil” que organizó el gobernador y que fueron un ejemplo de exhibicionismo, ostentación y desmadre organizado. 

No hay seriedad con estos señores, ni siquiera un poco de sentido común en sus acciones, ya que siempre las terminan convirtiendo en un show mediático y en un derroche de recursos sin sentido. Pero así están las cosas con nuestro gobernador, que desde que se subió al ladrillo del poder se mareo y ahora sí no se como le van hacer para bajarlo, porque parece que al gober ya le gustó la sensación de vértigo.

Pero así como el mal de nuestros políticos en nuestro estado es hereditario, también en nuestra clase política de vez en cuando surgen bisoños adoptivos de la estupidez y el exhibicionismo, mismos que resultan letales para la evolución del gobierno, el progreso y el sentido común de nuestra población. Desgraciadamente esos parásitos llegan a puestos públicos que solo en un estado como Guerrero podrían conseguir, pero cuando llegan al poder son como una gonorrea que infecta todo lo que toca. 

Esta gonorrea a veces se convierte en verborrea y lo que sigue  es exclamar a los cuatro vientos ¡que Dios nos agarre confesados! 

Lo malo es que hoy no me confesé y tuve que leer “a pelo” por puro masoquismo las últimas declaraciones del aprendiz de alcalde, en donde se vanagloriaba al explicarle a la prensa local que gracias a las acciones preventivas realizadas por los efectos de la depresión tropical “Earl”, que el mismo convocó junto con el gobernador, fue que estas no ocasionaron mayores afectaciones en Acapulco.

Pero eso sí, ni una sola palabra de nuestro alcalde cachondo acerca de la bondad que en está ocasión le tuvo la madre naturaleza al puerto.

Esa gonorrea/verborrea de la que le escribo se produjo el día de ayer durante la segunda reunión que se realizó con toda la “trupe” política en las instalaciones de la Novena Región Militar y digo toda la “trupe” porque estas se celebraron con la excesiva presencia de los máximos funcionarios de los tres órdenes de gobierno para hacerle el caldo más gordo a la prensa y al gobernador.

Lo positivo de todo esto fue que afortunadamente no llovió con fuerza ni hubo nada que lamentar en Acapulco, pero aun asi el aprendiz de alcalde explicó que para que todo esto pasara, algunas de las acciones que el mismo coordinó -también le dicen el yoyo- fueron fundamentales, como fue la inducción a la apertura de la barra en Barra Vieja y los recorridos de “funcionarios responsables” por zonas consideradas de alto riesgo para informar a la población de las condiciones climatológicas -como si en estos tiempos no las pudieran ver en su celulares -y al mismo tiempo atender con rapidez los incidentes que se presentaran. 

Nuevamente la madre naturaleza no tuvo nada que ver y nuestro Huicho Domínguez porteño es todo un fregón. 

Al final, aprovechando el viaje, el aprendiz de alcalde solicitó instalar “más mesas” de trabajo entre los tres niveles de gobierno, ya que al parecer la pasaron muy bien entre tanto “chacoteo” y pues se sintió en confianza el chavo, que por cierto aplica muy bien el refrán de “flojo el perro y lo amarran a la sombra”.

Las dichosas y costosas mesas que propuso el aprendiz de alcalde dijo que serán para  prevenir nuevos brotes de dengue, zika, y chinkungunia, pero fue en este punto de la reunión cuando la querencia comenzó a llamar al gobernador quien le puso fin a la reunión y sin más se fue retiró a Chilpancingo, dejando solo a Evodio con sus delirios de grandeza y sus “cuatetes”.

¿Ahora nos toca investigar que van hacer con los fondos de desastre que solicitaron, si no hubo ninguno? ¿Cuantos desastres se inventaran para aplicar los recursos del FONDEN?

¡Ah raza chingada! nunca cambiaran. Abur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s