GUERRERO TERCER ESTADO CON MÁS POBREZA: 65.2% DE SU POBLACIÓN

Guerrero, un lugar contrastante.

Durante el primer tercio de este año Guerrero obtuvo el segundo mejor desempeño en el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), sólo después de Hidalgo, con un aumento anual de 6.0%, que representó el mayor nivel en los último siete trimestres, de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El mayor sector económico de la entidad es el comercio, con una contribución de casi una quinta parte de su Producto Interno Bruto (PIB). En este tenor, los ingresos del comercio minorista del estado crecieron 17.0% a tasa anual entre enero y mayo del 2016, un mayor dinamismo en comparación con igual periodo del año pasado, con una diferencia de 13.1 puntos porcentuales.

Sumado a esta recuperación, la tasa de desocupación registrada al cierre del primer semestre del 2016 es la tercera más baja del país, con 2.2% de la Población Económicamente Activa (PEA), únicamente detrás de Yucatán y Oaxaca.

No obstante, la población ocupada guerrerense presenta condiciones adversas. Una de ellas es la generación de empleos permanentes en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde, al comparar el primer semestre de los últimos años, se observan pérdidas en el sector formal de 1,326 lugares en el 2016 y de 2,195 en el 2015.

Asimismo, al cierre del primer trimestre de este año Guerrero fue el segundo estado con la mayor tasa de informalidad, después de Oaxaca, con 79.9% de su PEA.

Otra condición adversa es el nivel de ingresos de la población ocupada: 26.8% recibe entre uno y dos salarios mínimos, 23.3% no recibe ingresos y 21.3%, hasta un salario mínimo.

Al respecto, Héctor Magaña, coordinador del Centro de Investigación de Estudios Económicos del Tecnológico de Monterrey, explicó que “el comercio es una actividad que permite emplearse muy fácilmente y esto ha ocasionado que su actividad económica salga adelante, sin embargo, el problema es que hay un importante crecimiento de la actividad informal”.

Por su parte, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, comentó que “hay un buen crecimiento, pero es necesario poner estos matices; la mayor ocupación se encuentra en el sector informal, es de bajo ingreso y hay un crecimiento económico derivado del repunte de donde partía el estado años previos, es decir, de un desempeño bajo”.

Héctor Magaña refirió que el decrecimiento de los empleos del IMSS refleja que el incremento de la ocupación se da en el sector informal.

“A pesar de que se están generando empleos, los formales no están contribuyendo a mejorar la calidad de vida de la población, ya que éstos no cuentan con prestaciones”.

Economía marginada

De la Cruz explicó que el bajo porcentaje que aporta la entidad al PIB nacional (1.5%) da cuenta de la marginación que hay en la economía de la entidad, la cual está vinculada con pequeñas empresas, es decir, cuenta con una economía de alta subsistencia y muy dependiente del turismo.

Guerrero es la tercera entidad más pobre del país, con 65.2% de su población en esta condición; ante esto Magaña indicó que una parte importante de la pobreza que hay en la entidad se debe a las remuneraciones muy bajas que percibe la sociedad.

“El problema se debe en gran parte a que los empleos del sector informal no generan prestaciones, por lo que esto ocasiona que Guerrero tenga baja desocupación pero muy mala calidad de empleo”, afirmó.

Publicado en El Economista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s