Comunidad indígena en Guerrero logra cancelación de concesiones mineras

La comunidad indígena San Miguel del Progreso – Júba Wajiín en su lengua Me’phaa – acompañada por representantes del Consejo Regional de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio (CRAADT) y del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan hicieron un llamado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que declare inconstitucional la ley minera, por considerarla violatoria a los derechos humanos de los pueblos originarios y contraria a tratados internacionales firmados por México.

Ante medios de comunicación resaltaron que tras haber atraído la revisión de un juicio de amparo, el miércoles 25 la ministra Norma Lucía Piña Hernández expondrá su análisis sobre el caso ante ministros de la Primera Sala de la Corte y alertaron que el gobierno de Enrique Peña Nieto “busca impedir que la Corte examine el fondo del asunto, al pedir a través de la Secretaría de Economía (SE) el sobreseimiento del amparo en revisión 393/2015”.

En octubre del 2015 las empresas Hochschild y Zalamera, propietarias de las concesiones “Corazón de Tinieblas” y “Reducción Norte de Corazón de Tinieblas”, desistieron simultáneamente de sus títulos, según les notificó la SCJN, por lo que las concesiones habían sido canceladas.

La cancelación de las concesiones mineras en el territorio de San Miguel del Progreso representa un triunfo inédito para una comunidad indígena, y es una de las primeras ocasiones en que al acudir a la Justicia Federal un pueblo originario alcanza la cancelación de una concesión minera.

 La cancelación beneficia de manera directa a al menos once núcleos agrarios de seis municipios, conformados por alrededor de 240 comunidades indígenas emplazadas en 168,346 hectáreas de núcleos agrarios integrantes del Consejo Regional de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio (CRAADT), organización en que se articulan las comunidades de la Montaña de Guerrero amenazadas por la minería a gran escala y de la que San Miguel Del Progreso forma parte.

Hasta ahora sólo operan tres mineras y lo hacen a cielo abierto: en Carrizalillo, en Zumpango; Campo Morado, en Arcelia, y Media Luna en Cocula, con secuelas negativas para el medio ambiente y la salud para los habitantes de las inmediaciones

En noviembre del año pasado la SE puso nuevamente en oferta los lotes mineros “Reducción Norte de Corazón de Tinieblas” y “Corazón de Tinieblas”, por lo que los comuneros se ampararon de nueva cuenta logrando que el 11 de diciembre de 2015 el Juzgado Séptimo de Distrito del estado de Guerrero, admitiera la nueva demanda de amparo radicando el juicio con el número 1402/2015 y otorgando a favor de la comunidad indígena la suspensión de plano para que las declaratorias de libertad no surtieran efectos.

 A pesar de lo anterior, la SCJN aún debe pronunciarse sobre el amparo en revisión interpuesto por Júba Wajiín. El caso será analizado en breve, durante la sesión de la Primera Sala de la SCJN del próximo 25 de mayo, a partir del proyecto que elabore la Ministra Piña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s