Acapulco de gran motor a gran problema

image

En Acapulco hemos pasado de ser un gran motor en la industria turística a ser un gran problema para todo el país .

En realidad, los criminales son menos poderosos de lo que se piensa y los Estados son bastante más débiles de lo que se creé como en el caso de Guerrero. Joaquín Villalobos.

Por El Marqués de Puerto Marqués.

El gobierno Estatal y Municipal de Acapulco han comenzado a maquinar esta semana todo un aparato mediático a nivel nacional para intentar contrarrestar los incidentes del pasado domingo, culpando a las redes sociales de haber magnificado los lamentables sucesos que ocurrieron en la Costera.

Y en parte tienen razón, ya que en la actualidad las redes sociales son un arma de doble filo, con tanta influencia en nuestra sociedad que en algunos casos han llegado a derrocar gobiernos en algunas partes del mundo.

En el caso particular de Acapulco es cierto que hubo en algunos posts de Facebook, Twitter y Whatsapp muchas exageraciones. Algunos mal intencionadas, otros bien intencionados y otras simplemente inocentes porque no todos somos expertos en el uso de redes sociales.

Sin embargo hay que señalar que lo ocurrido el pasado domingo es tambiénproducto de muchos años de politicas fracasadas, no solo en materia de seguridad, si no también en materia social y que han ido fomentando una descomposición muy grande en su tejido, provocado un hartazgo en la sociedad acapulqueña.

Las reacciones de la población tienen muchas lecturas, ya que son una muestra de venganza y hartazgo contra un sistema insensible que ha demostrado que es incapaz de garantizar orden, paz y prosperidad para el pueblo de Acapulco.

El Gobierno puede culpar a quienes ellos quieran, ya que tienen el poder y las armas, pero con estas actitudes están creando todavía más resentimiento, dolor y frustración en una sociedad acapulqueña que ya no se chupa el dedo como quizas pasaba hace 20 años. Ya que al día de hoy gracias a las redes sociales y las nuevas tecnologías que tenemos todos al alcancé de nuestras manos,  estamos mejor informados.

Nuestros gobernantes pueden señalar, inclusive hasta intentar culpar o intimidar, pero no pueden ocultar que el municipio de Acapulco es el más violento y peligroso del país y eso disculpenme señores del gobierno no es culpa de las redes sociales.

Esa desastrosa distinción es gracias a la corrupción que impera en el sistema político de una ciudad en donde más del 80% de los policias municipales no estan certificados e inclusive un secretario de seguridad que designó en el inicio de su administración el actual alcalde -para la procuración del orden en Acapulco- no paso los controles de confianza al presentar un título profesional apócrifo al grado de que tuvo que ser señalado por el Secretario de Gobierno Miguel Ángel Osorio Chong para que fuera destituido, porque si no seguramente estaría todavía en la nómina del Ayuntamiento.

¿Y todavía le quieren echar la culpa a las redes sociales? Acaso las redes sociales son las culpables de  las cifras que ha presentado el Sistema Nacional de Seguridad Pública de enero a marzo del presente año en donde se tienen registrados 232 homicidios dolosos, una cifra que es 5.45 por ciento superior al mismo periodo pero de 2011 –el año más lejano del que se tienen registros oficiales- cuando se contabilizaron 220 homicidios de este tipo.

No señores del gobierno la culpa no es de las redes sociales, no quieran equivocarnos, los numeros son contundentes: del 2011 al 2016 poco o nada ha cambiado.  La historia se repite nuevamente y muestra de ello es que desde el 2011, cuando el Sistema Nacional de Seguridad Pública contabilizó 1,008 homicidios dolosos, la situación no ha mejorado mucho, ya que en el 2015 la cifra de homicidios dolosos fue de 902.

Así que les repito la culpa no es de las redes sociales.

La culpa es de la corrupción, asi como de la pobreza que se vive todos los días en el puerto porque nuestros jovenes carecen de oportunidades, por la falta de cultura y educacion de una sociedad que ha ido perdiendo valores muy importantes, en virtud de todos los problemas antes mencionados.

Si de verdad fueran honestos y quisieran cambiar la problemática de Acapulco, nuestros gobernantes aceptarían sin soberbia su culpabilidad.  Porque intentar culpar a la sociedad por encima de la delincuencia, va a tener un costo politico muy alto para sus gobiernos.

Pero como el perrro es flojo y lo amarrán a la sombra, nuestros políticos y funcionarios prefieren acusar a otros actores antes que morderse la lengua.

Lo que parece que se niegan a ver es que la sociedad está cansada de tener que aguantar y de tener que sufrir las graves consecuencias de esta crisis, mientras nuestra clase política vive una vida llena de lujo y ostentaciónes con el dinero de todos los guerrerenses.

Yo en lo personal ya me cansé de tanto dolor, zozobra y decadencia en mi ciudad  ¿Y usted?  ¿Vamos a continuar por este camino que nos ha llevado a la ruina? o ya es tiempo de de alzar la voz con fuerza.

Abur.

Twitter @TiempoGro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s