El 40 por ciento de Chilpancingo, ciudad integrada por alrededor de 214 mil habitantes enfrenta problemas por el desabasto de agua potable, las autoridades advierten que la escasez se enfrentará por lo menos durante los próximos tres meses informo el diario MILENIO.

El pronóstico, de acuerdo con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, es que la sequía se registrará en todo el estado de Guerrero.

Aunque reconoció que la problemática se agudizará, dijo que no hay razón para generar alarma entre la población, ya que su municipio está buscando otras fuentes de captación.