La desarrolladora inmobiliaria Gicsa arrancó a finales de 2015 la construcción de dos centros comerciales en el país que implican una inversión de 3,741 millones de pesos a lo largo de dos años.

Los proyectos son Paseo Querétaro y Paseo Xochimilco y forman parte de una cartera de 15 proyectos a desarrollar por la firma anunciados en mayo pasado, antes de debutar en la Bolsa Mexicana de Valores.

“Tenemos dos arranques más de construcción, que son Xochimilco y Querétaro, para sumar 7 proyectos que ya tenemos en construcción actualmente y que van en línea como habíamos planteado al mercado”, dijo Rodrigo Assam, director de Relación con Inversionistas de Gicsa.

Paseo Querétaro es un proyecto de usos mixtos que tendrá un centro comercial con más de 58,500 metros cuadrados de superficie rentable y oficinas con un área de 15,000 metros cuadrados.

El proyecto está ubicado en la zona aledaña al viejo aeropuerto de la Ciudad y tendrá además un área residencial y un hotel. Gicsa tiene el 85% del proyecto, el cual se estima concluir en 2018.

El otro proyecto es Paseo Xochimilco, al oriente de la Ciudad de México, entre División del Norte y Periférico. El desarrollo será sólo comercial y tendrá una superficie rentable de casi 56,000 metros cuadrados.

“La ubicación del complejo se ve aún más beneficiada debido a que en la actualidad hay una ausencia de grandes cadenas departamentales y comercio organizado en la zona, haciendo más atractivo su desarrollo”, dijo la compañía en su reporte al cuarto trimestre del año.

La Isla Acapulco quiere más inquilinos

Respecto a La Isla Acapulco, Assam destacó que no se ha visto un solo hecho de inseguridad en el proyecto que abrió en 2008, y que por el contrario, las ventas de sus inquilinos siguen subiendo y están en proceso de estabilizar el arrendamiento.

La propiedad tiene una tasa de ocupación de 85%, la segunda más baja en el portafolio de GICSA, y esperan incrementarla hacia 94% en el futuro.

Ahora, este desarrollo tiene en proceso de construcción un delfinario, que generará una afluencia adicional, y le dará un giro hacia el entretenimiento, por lo que en un plazo también breve abrir nuevos restaurantes.