#Opinion: La calma chica de Astudillo

image

Por El Marqués de Puerto Marqués.

Alguien debería de avisarle al señor gobernador Héctor Astudillo que Guerrero no solamente es el triángulo del sol, que las vacaciones ya finalizaron y que lejos de Acapulco hay otro Guerrero más rural que necesita ayuda urgente.

Como un balde de agua fría le debió de haber caído al gobernador la noticia de la matanza injustificada y artera que se produjo el día de ayer en el municipio de Zitlala. Esta nueva masacre es un claro indicador de que en el estado la violencia no ha disminuido, solo se ha polarizado.

Si la temporada de invierno en Acapulco fue todo un éxito en cuanto a la ocupación registrada, esto se debe a un cúmulo de factores que nada o muy poco tienen que ver con el trabajo del actual gobierno estatal. La realidad es que la gente de la ciudad de México continúara siéndole fiel al puerto por su cercanía básicamente, pero este golpe de suerte no lo podrá seguir cantando el gobernador por lo que resta del mes, porque la calma chica de las fiestas ya se terminó.

Ni el gobernador ni el presidente municipal pueden minimizar y omitir el hecho de que a pesar de tener el puerto de Acapulco prácticamente blindado, los asesinatos en algunas zonas del puerto continúan imparables hasta este momento en el que escribo esta columna.

La realidad

A partir del día de hoy Héctor Astudillo tendrá por delante un año muy complicado, porque el resto del estado no solamente esta en guerra, si no que que también se encuentra herido moralmente, hambriento de justicia social y esperando que este gobierno atienda sus demandas a la brevedad posible.

Porque no solo la violencia es el principal problema del estado  -si analizamos los números oficiales- este se encuentra desahuciado por la pobreza. Una pobreza en algunos casos extrema que está causando estragos en nuestra población y que ninguno de los últimos tres gobiernos ha conseguido neutralizar.

Héctor Astudillo puede ponerse demagogo, intentar minimizar la violencia y la realidad que se vive actualmente en Guerrero, como lo hizo Ángel Aguirre en el pasado -con resultados trágicos y lamentables- o puede ponerse a trabajar nuevamente con los pies en la tierra y honestidad.

Creo que a todos nos gustó la imagen sincera que proyectaba el gobernador en sus primeros días al frente del estado. Pero conforme han ido pasando los meses, Astudillo se ha vuelto menos abierto y hasta evasivo ante las preguntas que la sociedad le fórmula día a día en busca de alguna respuesta o solución para su situación.

Mal haría nuestro gobernador en este nuevo año si deja que la soberbia lo domine, porque incidentes como el que se produjo el día de ayer en Zitlala, lamentablemente pienso que seguirán habiendo muchos más en lo que resta del sexenio mientras no se ataque con fuerza el problema de la corrupción.

Que caiga el telón

No solamente el tema de la violencia es urgente; el gobierno del estado necesita ponerse a trabajar 24/7 para bajar las tasas de pobreza, de analfabetismo y de mortandad por temas de salud en el estado, originados estas por la falta de hospitales y doctores con las herramientas necesarias para dar un servicio digno en algunas comunidades.  

La luna de miel ya se acabo, es momento de exigirle al gobierno cuentas claras durante el 2016, ya que a partir de este día vamos a saber realmente de que está hecho este gobierno priista, el cual ya comenzó lamentablemente a recular en algunas de sus promesas de campaña y en otros temas muy sensibles.

@TiempoGro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s