Caciques de Guerrero nombran el desilusionante gabinete de Astudillo 

   

CHILPANCINGO. Gro.- El exgobernador y senador priista René Juárez, junto con el exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve –acusado de presuntos nexos con el narcotráfico–, colocaron a sus hijos en la administración pública y acapararon puestos claves en las secretarías de Finanzas, Desarrollo Social, Salud y Turismo.

René Juárez Albarrán fue nombrado representante del gobierno estatal en la Ciudad de México, y el hijo de Añorve Baños, Manuel Añorve Aguayo, se convirtió en subsecretario de Desarrollo Social de la entidad.

El único mérito de ambos es ser hijos de los principales operadores de la campaña del gobernador Héctor Astudillo.

Por su parte, el defenestrado exgobernador Ángel Aguirre Rivero, quien presuntamente rompió con el PRI para ser postulado por el PRD a la gubernatura, colocó al exdiputado federal Jorge Salgado Parra en el Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos de Guerrero (IEJAG).

Salgado Parra es hijo de Jorge Salgado Leyva, exsecretario de Finanzas y compadre de Aguirre Rivero.

Entre los nombramientos del gabinete de Astudillo también destaca el regreso de José Luis González de la Vega Otero, quien fungió como encargado de la Educación durante el gobierno de Zeferino Torreblanca Galindo, y ahora regresa a la misma posición.

En ese entonces, el funcionario local –cercano a Elba Esther Gordillo, exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), actualmente presa– se dio a conocer por diversos escándalos de corrupción y acusaciones por desvío de recursos.

Entre los casos documentados destaca la venta de varias toneladas de libros de texto gratuito a un reciclador de papel, en diciembre de 2005, y la adjudicación directa de un contrato por 100 millones de pesos que benefició a 12 empresas constructoras presuntamente vinculadas a amigos y familiares de Torreblanca Galindo en 2008.

Además, González de la Vega mantuvo una confrontación directa con la Coordinadora estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y normalistas de Ayotzinapa, a quienes acusó de pertenecer a la guerrilla.

José Luis es hermano de Jorge González de la Vega, quien durante años fungió como secretario particular de Gordillo y en su curriculum se indica que trabajó para Televisa Organización Editorial Mexicana y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Así, un reducido grupo de caciques del PRI colocó sus piezas en la administración del gobernador Astudillo, quien únicamente nombró a Tulio Pérez Calvo –considerado un hombre de toda su confianza– en una subsecretaría de Finanzas, a su gran amigo Pedro Campos Solís como secretario privado, y a César Armenta en la secretaría particular del Ejecutivo.

Otro de los nombramiento más polémicos es sin duda el del secretario de turismo, Ernesto Rodriguez Escalona, quien ya habia estado en ese puesto en dos periodos pasados (con Juarez y Torreblanca) y quien dejo el turismo en el estado por los suelos. Razón por la cual nadie se explica como ha sido nombrado nuevamente para ese puesto, con sus malos antecedentes pasados.

Por su parte Florencio Salazar Adame, se quedo la Secretaría General de Gobierno. Salazar Adame, renunció recientemente al PAN y apoyó a Astudillo Flores en su campaña. Aunque era panista, su vida política la forjó realmente en el PRI.

El grupodel ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, otro de los grupos priístas más fuertes, simplemente no figura en el actual gobierno por sus traiciones a la cúpula.

El resto del equipo

El lider del grupo de renejuaristas lo lidera Héctor Apreza Patrón, quien es el secretario de Finanzas y Administración. 

Seguido de Alicia Zamora Villava, que se queda con la Secretaría de Desarrollo Social. Juan José Castro Justo, con antecedentes de señalamientos de cacique en la Costa Chica, con la Secretaría de Desarrollo Rural.

Del lado de los añorvistas, Héctor Astudillo Flores contempló a Carlos de la Peña Pintos; repita en la titularidad de la Secretaría de Salud. Su primera vez en el cargo fue en el último gobierno priísta, o sea el de Juárez Cisneros.

Además de David Guzmán Maldonado y Rafael Navarrete Quezada, el primero en la Secretaría de Planeación y el segundo de Obras Públicas.

La vocera durante la campaña de Astudillo, la añorvista Erika Lührs Cortés, quien suspiraba con la SEDESOL, finalmente será   la directora de Comunicación Social, y Bismark Villanueva Fajardo, otro de miembro del grupo político, el director de Radio y Televisión de Guerrero.

Manuel Añorve Baños, también ex alcalde de Acapulco y aspirante a gobernador en la elección en que su primo Ángel Aguirre Rivero se quedaría con la gubernatura, representa en Guerrero el grupo de Manlio Fabio Beltrones, el líder nacional del PRI.

De las novedades, la ex diputada local del PVEM, Karen Castrejón, tiene la Secretaría de Medio Ambiente.

Y de las siempre posibilidades, Mario Ramos del Carmen, militante del Movimiento Ciudadano, ex diputado con esas siglas y ex dirigente en Guerrero del partido anarajando, es el nuevo contralor del Estado. 

Twitter @TiempoGro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s