image

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, sostuvo una reunión privada con el gobernador electo de Guerrero, Héctor Antonio Astudillo Flores, a quien felicitó por su triunfo electoral.
 
La dependencia federal informó que durante el encuentro Astudillo Flores, quien iniciará su administración el 27 de octubre próximo, expuso al secretario de Hacienda las líneas de acción, proyectos principales y objetivos a alcanzar en materias de desarrollo social y económico de la entidad.
 
Videgaray Caso reiteró la disposición de la Secretaría de Hacienda para propiciar una estrecha colaboración institucional, con miras a lograr los objetivos planteados por el bien del estado de Guerrero, señaló en un comunicado.

El pasado 23 de julio, el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, advirtió a senadores y diputados de la Comisión Permanente que la situación del estado “es grave, a punto de decir lo declaramos en quiebra o adelantemos la toma de posesión”.

Ortega explicó que Guerrero tiene un boquete financiero de más de 2 mil millones de pesos derivados de anticipaciones solicitadas al gobierno federal a través de Hacienda para pagar al magisterio la primera quincena de enero y la segunda parte del aguinaldo.

“Si ya hay gobernador electo (el priista Héctor Astudillo) yo para qué tengo que seguir lidiando este toro. Adelantemos la toma de posesión y a él que le regresen las anticipaciones que hacen falta, porque ahora vamos a entrar a una crisis financiera muy profunda”, dijo Ortega, quien fue designado gobernador interino de Guerrero después de la salida de Ángel Aguirre.

Menos Deuda

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), reveló que Guerrero se coloca entre los estados con menos incremento de deuda pública.

El propio titular de la SHCP, Luis Videgaray Caso, durante su visita al estado de Durango, dio a conocer dio a conocer las entidades que tienen menos deuda pública como es el caso de Guerrero.

Lo cual es lógico, si tomamos en cuenta todo el apoyo que recibe el estado del gobierno federal a fondo perdido, ya que Guerrero depende en más de un 85% por ciento de la federación para sobrevivir, porque no genera ni siquiera los mínimos ingresos para subsistir.

A nivel nacional, la deuda pública del país se mantiene “estable” en los dos últimos años con 510 mil millones de pesos, lo cual representa alrededor del 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB).

Y por las modificaciones a la Ley de Ingresos para el año 2015, Guerrero ha recibido 387 millones de pesos adicionales a los que estaban previstos.

Con información de Notimex