MIGUEL HERRERA Se le acabo su minita de oro y sus quince minutos de fama al impresentable personaje.
La suerte de Miguel Herrera está echada. El “Piojo” no seguirá al frente de la Selección Mexicana por decisión de la mayoría de los dueños de clubes que votaron para que sea cesado en las próximas horas.

Herrera se echó la soga al cuello cuando el lunes por la mañana agredió físicamente a Christian Martinoli, comentarista de Televisón Azteca, en el aeropuerto de Filadelfia, situación que opacó el título obtenido una noche antes en la Copa Oro 2015.

Ese acto colmó la paciencia de los propietarios de equipos, quienes fueron sondeados por Decio de María, designado como nuevo Presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, en sustitución de Justino Compeán, y que entrará en funciones oficialmente el 1 de agosto.

Por tal motivo, Herrera fue citado para este martes a una reunión con las autoridades de la FMF, en donde le harán saber los motivos de su despido.

Porque no sólo es el hecho de la agresión a Martinoli, sino el cúmulo de actitudes que tuvo en el último mes y medio, donde hizo propaganda a favor del Partido Verde en plena veda electoral, se enojó porque lo cuestionaran sobre este hecho y volvió a poner como pretexto a los árbitros por malos resultados en Copa América.

Fuente Medio Tiempo.