En una búsqueda que duró por siete meses donde se involucró a las autoridades locales y federales, los fugitivos fueron hallados en Cabo San Lucas gracias a la dirección IP.

La pareja fugitiva, era Brittany Nunn y su esposo Peter Barr, quienes decidieron huir de su hogar en Wellington, Colorado en Estados Unidos, al perder la custodia de las dos hijas de Nunn con el padre biológico.

La manera en que se rastreó la posición exacta de la pareja fugitiva fue al obtener la dirección IP con la cual accedían al servicio de música y video en Streaming, Spotify y Netflix, al tener las agencias federales acceso a la cuenta de Nunn y Barr fue posible saber desde que punto tomaban los servicios (Cabo San Lucas en México).

Sin duda una de las mejores armas para las autoridades actualmente es la tecnologia y para los delicuentes una de las peores es el uso de dispositivos electronicos y smarthphones.

Más detalles en http://www.coloradoan.com