Acapulco es un paraíso turístico con lujosas zonas hoteles y habitacionales, pero contrasta con casi un cuarto de su población que no tiene lo mínimo para alimentarse, informa el periódico Reforma.

Las estadísticas  Consejo Nacional de Evaluación de Política Social (Coneval) arrojó que 172 mil habitantes de ese municipio de Guerrero se enfrentan a situaciones de hambre, es decir, es la ciudad mexicana con mayor porcentaje de pobreza alimentaria.

Además, el alto costo del suelo urbano provoca que los habitantes construyan sus viviendas con materiales de desperdicio en zonas de accidentada geografía, con carencias en servicios básicos como agua potable.

De acuerdo con el Informe de Desarrollo Humano Municipal, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en Acapulco la tasa de alfabetismo es de 89 por ciento, y la tasa de asistencia escolar es de 65 por ciento.

En cuanto al acceso a servicios públicos, en Acapulco el 10 por ciento de los habitantes no tienen acceso al agua potable, el segundo con mayor desabasto a nivel nacional.

En el caso de educación, le falta el 17 por ciento para estar en los niveles mínimos. El estudio midió que los habitantes menores de 18 años estuvieran en el nivel escolar acorde a su edad.

Twitter @TiempoGro