La titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, señaló que por instrucción del presidente Guerrero, Chiapas y Oaxaca serán la grande prioridad en esta segunda mitad de sexenio.

Al inaugurar la ampliación de una red eléctrica en San Martín Mexicapan, comunidad conurbada en la capital de Oaxaca, la funcionaria federal señaló que México avanza en la consolidación del “federalismo social”, lo que permite a los tres niveles de gobierno una mejor coordinación para combatir la pobreza.

Recordó que la red eléctrica se amplió con recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social y llevará el servicio de luz a dos mil vecinos de la colonia Monte Albán.

“Hoy se concretan aquí compromisos y se refuerzan estrategias para demostrar en los hechos y con números por qué Oaxaca está en la Cruzada Nacional contra el Hambre, porque la pobreza en el país es fundamentalmente urbana y concentrada en las grandes ciudades”, dijo.

Acompañada por el gobernador Gabino Cué Monteagudo, aseveró que desatender la pobreza en las ciudades generó procesos sociales que no han beneficiado al país, por lo que urgió a redoblar esfuerzos, estrategias y compromisos para atender a esta población.

“Como parte de los esfuerzos realizados, 293 mil oaxaqueños ya reciben la Pensión para Adultos Mayores; 290 mil mujeres se han afiliado al Seguro de Vida para Jefas de Familia; 450 mil familias son beneficiarias de Prospera Programa de Inclusión Social.

Asimismo, aumentaron a 800 las lecherías Liconsa en la entidad, con lo cual ahora 220 mil personas se benefician al consumir la mejor leche que existe.

También anunció que instrumentarán el Programa de Empleo Temporal Inmediato con recursos superiores a los dos millones de pesos, en apoyo a los trabajadores de comercios y restaurantes del Centro Histórico de la capital oaxaqueña, mientras los negocios de la zona se recuperan del conflicto social en la entidad.

“Sabemos que en Oaxaca son momentos de reconciliación y de paz, y queremos desde el Gobierno de la República, desde la propia decisión del presidente Enrique Peña Nieto y por supuesto desde la Secretaría de Desarrollo Social contribuir a esa paz”, puntualizó.