Acapulco,Gro. El PAN postuló a Ramiro Jaimes Gómez como candidato al gobierno de Taxco, pese a que fue inhabilitado por negligencia administrativa cuando gobernó el municipio de 2005 a 2008.

De acuerdo a la Auditoría General del Estado de Guerrero, el PAN le dio el visto bueno a un político acusado de desfalco, aun cuando Ramiro Jaimes Gómez no era la primera opción, pues él tomó la candidatura cuando Efrén Parra declinó a su favor.

De igual forma, la Contraloría Interna de Guerrero informó que Ramiro Jaimes Gómez cuenta con una inhabilitación por negligencia administrativa desde finales de su periodo como edil, aunque no lo cubrió por el fuero constitucional que le otorgó haber sido diputado local de 2009 a 2012.

En 2009, la Secretaría de Desarrollo Social estatal denunció ante la Procuraduría General de la República (PGR) el caso del miembro del PAN, Ramiro Jaimes Gómez, a quien se le acusó el no regresar los recursos de una obra del Programa de Rescate de Espacios Públicos durante su administración en Taxco, obra que ni siquiera se finalizó.

En la denuncia también está presente el hermano de Ramiro Jaimes Gómez, Sergio Jaimes Gómez, quien durante la presidencia municipal de Taxco, se desempeñó como supervisor en el Departamento de Obras, dependencia bajo la observación de la fiscalía federal.

Algunas de las irregularidades detectadas fueron solventadas, pero el 5 de julio de 2010, fue emitida la resolución que lo inhabilitaba por tres años, de acuerdo con el listado de Servidores Públicos Sancionados, disponible en el sitio web de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Según el PRI, estos hechos convierten a Jaimes Gómez en un candidato inelegible, pues viola el acuerdo aprobado por el Instituto Estatal y de Participación Ciudadana de Guerrero que contempla como uno de los supuestos “negativos” que impiden a un aspirante convertirse en candidato “no estar inhabilitado para ocupar un cargo público por resolución ejecutoriada emitida por autoridad competente”.

Por ello, solicitaron al Tribunal Electoral de Guerrero retirarle la candidatura.

Sin embargo, el abogado Sergio Martín aclaró que la sanción ya prescribió, pues la facultad de la autoridad para sancionar tiene un periodo de vigencia.

“(Este periodo) se computa a partir de que se le notifica al sancionado. Si no se le pudo aplicar, en este momento, él ya no tiene problema”, concluyó.

En contraste, Armando Barajas, quien participa en los litigios del PRI en el estado aseguró que la inhabilitación debió comenzar a partir de que Jaimes perdió el fuero.

Esta opinión fue compartida por José Roldán Xopa, especialista en Derecho del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

NO NOS AFECTA: PAN

Jorge Camacho, candidato panista al gobierno de Guerrero, reiteró que esta sanción administrativa ya concluyó: “No hay manera de hacerla retroactiva ni postergarla”.

Aclaró que el hecho de que Jaimes Gómez haya sido inhabilitado no afecta electoralmente al partido, porque la inhabilitación no fue consecuencia de desvíos, sino de no cumplir en tiempo y forma con las explicaciones que debía de dar.

Ramiro aclaró todo lo que le pidió la Auditoría. Él fue diputado local hace seis años y la prescripción tiene casi año y medio de haber sucedido”, dijo.

Marco Antonio Adame, delegado del PAN en Guerrero, aseguró que el PRI está “desesperado porque en la elección de alcalde de Taxco (por la que en alianza con el PVEM y Nueva Alianza postulan a Omar Jalil Flores Majul) no tienen nada que hacer”.

“Nunca respaldaremos una acción o candidatura que tenga vínculos extraños. En este caso no los hay, la sanción prescribió y exigimos que cesen los ataques que no son otra cosa que una reacción a nuestro crecimiento en el municipio. Como resultamos un peligro nos atacan”, concluyó.