ATLIACA, GRO.- De los 3 millones 388 mil 768 millones de habitantes que tiene registrados en el último censo del Inegi, en Guerrero viven un millón 124 mil 584 niños y niñas de cero a 14 años, que representan 33% de la población de esta entidad. 

Los trabajos infantiles, según la delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en la entidad, son considerados una “grave” situación que se concentra en especial en las regiones de la Costa Grande, Costa Chica, Tierra Caliente y Acapulco; sin embargo, en la región Montaña del estado, 42% de los migrantes son menores de edad. 

El Inegi reporta que en el país hay un millón de niños: en Guerrero se concentran laborando en el campo, de mozos, como empleados domésticos y otras actividades. 

Manuel Olivares, de la Red Guerrerense de Organismos Civiles Defensores de Derechos Humanos, alertó que la niñez en el estado corre graves riesgos: “desde niños que siembran a la par que sus papás, los niños de la Montaña se van de jornaleros con sus papás”. 

A dos siglos de que se abolió la esclavitud en 1810, recuerda el defensor, aún “no hay programas para que los niños dejen de hacer trabajos que por tradición se pasan por generaciones”. 

El Consejo de Jornaleros Agrícolas de la Montaña y Tlachinollan, documentó en el ciclo agrícola 2010-2011 que 42% de las y los migrantes tenían menos de 15 años y 6% eran menores de un año, hay niños limpiando parabrisas, sembrando maíz y con estupefacientes.