#Guerrero: Nacer pobre, nacer puro: hipocresía de la izquierda guerrerense.

¡Ah que bonitos tiempos mi Mario! lastima que ya no van a regresar.

El principal argumento de Sofío Ramírez para que fuera el candidato del PRD a gobernador de Guerrero era que nació “pobre”, en un estado en donde casualmente “ 7 de cada 10 son pobres” y que depende en un 90 por ciento de los recursos de la Federación para sobrevivir.

Se lo dijo a Pascal Beltrán del Río en radio. Pero ¿asiste la razón al senador con licencia? Para empezar, debe quedar clara una premisa:

La cuna no hace mejor ni peor. Hay pobrezas dignas y riquezas honestas, como pobrezas basadas en el parasitismo y riquezas basadas en la corrupción y la maldad. “Detrás de toda gran fortuna hay un gran crimen”, escribió Balzac que no conoció a Ángel Aguirre.

El gran problema de la adulterada y amanerada izquierda guerrerense es confundir al proletariado clasificado científicamente por Marx, con el lumpen proletariado, que son por ejemplo, los maestros de la CETEG.

Éstos no son clase obrera, sino parásitos que cobran sin trabajar. Desde hace tiempo tienen sin clases a sus alumnos estos profesionales de la protesta. Aunque ganan en promedio 25 mil pesos mensuales, pero quieren seguir chantajeando más, cerrando escuelas, carreteras, pueblos y ciudades.

No estamos ante una movilización de la clase trabajadora: ya que estos son pícaros, pillos que viven del sudor ajeno. Algunos de ellos muy bien pagados, tanto que algunos ganan más que muchos funcionarios del gobierno, aun siendo “maestros” de la CETEG en uno de los estados mas pobres de América Latina.

Sin embargo, nuestra izquierda los defiende pensando que protege a “los de abajo”, cuando en verdad ampara a vándalos que promueven lo peor de la sociedad; ya que roban, destruyen y no respetan las leyes en el nombre de sus demandas.

Por eso, cuando algunos de estos lideres o maestros llegan a legisladores, son quienes toman tribunas y están en contra de todas las reformas, en el caso específico de éstos, la educativa, que establece las bases para el Servicio Profesional de Carrera Docente, con reglas claras y precisas.

Navegan con las banderas de la revolución, pero son lumpen. Y el lumpen nunca va a hacer una revolución. A lo más que llegan es a crear revueltas confusas “anticientíficas” les llamó Marx.

Pero Marx se refería a otro tipo de lumpen, a los de Bakunin, que tenían al menos conciencia de clases, no como estos falsos izquierdistas guerrerenses, que hoy en manos de una “lumpen” pero afro-guerrerense como se describe Beatríz Mojica, buscan seguir en el poder a cambio del sudor y del trabajo de la gente buena de Guerrero: ¡Basta ya!

Estos son sólo parásitos.

Atte.

El Marques de Puerto Marques.

Follow us on https://twitter.com/TiempoGro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s