POZOLE de perro flaco.

CIUDAD DE MÉXICO, 13 enero.- Luego de que Armando Ríos Piter afirmará que el motivo de su declinación a la gubernatura de Guerrero fue que Jesús Ortega le sugirió ponerse de acuerdo con Ángel Aguirre sobre sus aspiraciones, el coordinador nacional de Nueva Izquierda respondió: “no hice insinuaciones”.

Al senador Ríos Piter le hablé llanamente, sin recovecos, ni lenguaje críptico”, aseguró.

Ríos Piter considera que ahora no debería de hablar con Ángel Aguirre porque asume que éste se ha situado al margen de la ley, está en su derecho de no hacerlo, pero también se encuentra obligado, desde su convicción ética, a denunciarlo penalmente… Si Armando no quiere ser ‘tapadera’ de posibles actos de corrupción, si no quiere ser omiso ante presuntas irregularidades, entonces debe presentar ante la Procuraduría de Justicia del estado o ante la PGR la información y las pruebas con las que cuenta para que se aplique la ley y se castigue a todos aquellos que pudieron cometer cualquier ilícito”.

Aceptó que se acercó a Ríos Piter, y abordó el “dialogar con y entre todos los consejeros. Insisto, no fue ninguna insinuación”.